El virus nacionalista en la enseñanza

Jorge Campos Asensi |

fotodillunsJORGE CAMPOS ASENSI

Baleares ha vuelto a obtener unos resultados mediocres en el informe PISA, y muy preocupantes, un año más, en fracaso y abandono escolar. Habría que preguntarse a qué se debe que una región que lo tiene todo, personal, presupuesto e infraestructuras, para estar a la cabeza de la clasificación saque estos resultados año tras año y los gobiernos no le pongan solución. La respuesta es sencilla: El sistema educativo balear está a la cola principalmente porque su principal función no es enseñar, sino adoctrinar. Adoctrinar en el nacionalismo pancatalanista como uno de los pilares de su pretendida ingeniería social.

Los docentes que dirigen la enseñanza en los despachos de la consejería de educación y en los claustros de los centros educativos, y que a través del miedo nacionalista coartan a esos otros docentes disconformes con el actual sistema, son los mismos que se niegan a evaluarse a sí mismos y a realizar pruebas a los alumnos para saber dónde están fallando. No les interesa que el sistema cambie. Se regocijan en su fracaso. Lo importante para ellos es experimentar con nuestros hijos, no que aprendan.

La intolerancia y el fanatismo de Més per Menorca

Lluís Camps |

Lluís CampsLLUÍS CAMPS

Es Castell acogió el pasado 9 de octubre la primera jura civil de la bandera española. Más de 2.000 personas asistieron a dicha celebración, en la que más de 300 menorquines quisieron participar en el acto simbólico de la jura.

Un hecho que como alcalde des Castell me enorgullece, no sólo por el acierto y respuesta multitudinaria que tuvo dicho acto, sino porque como menorquín y español que soy, no tengo dudas de mis obligaciones y señas de identidad, a diferencia de lo que les pasa a los miembros de Més per Menorca, que no sólo reniegan de sus orígenes, sino que tratan de imponer su ideología y postulados a todos los que no piensan como ellos, a pesar de ser una amplia mayoría de ciudadanos.

Revetla de Sant Sebastià

Fundació Jaume III |

IMG 9055FUNDACIÓ JAUME III

Sa Fundació Jaume III organisa avui una torrada per sa Revetla de Sant Sebastià

 

Avui dijous 19 de gener sa nostra fundació organisa sa seva primera torrada en motiu de sa Revetla de Sant Sebastià. Serà a les 20:00h davall sa nostra seu de Palma, a C/Sant Elies nº10, cap de cantó amb oms.

Hi haurà música, menjua i beure a preus populars (5€ palangana de carn, cervesa, vi i refrescs 1€).

Vos esperam a sa torrada més mallorquinista. ¡Que en viva Sant Sebastià!

Las niñas buenas no dan miedo

Joantoni Horrach Miralles |

ArmencladeraJOANTONI HORRACH MIRALLES

Hay que estrenar el año en positivo, faltaría más. Yo ahora mismo irradio alegría a raudales, una gozada de buen rollo. Así que para empezar bien este 2017 lo que me pide el cuerpo, pleno de cordialidad, es dirigir el lanzallamas purificador hacia dos bultos sospechosos a los que debemos echar mano cuanto antes si queremos ser un país avanzado o al menos decente: la tribal y taquicárdica pirotecnia, que no es otra cosa, en su psicótica crepitación, que un atentado contra la salud de todos; y, por favor, las infames batucadas, que generan menos infartos pero como agresión a la dignidad propia o ajena no tienen parangón.

Pero bueno, la verdad es que estas fiestas nos han mimado con regalitos inolvidables. Hallazgos de mentes privilegiadas, como lo de rebautizar al aeropuerto. También cimas del ingenio, como escucharle a la archiperdedora Armengol, que no ha quedado primera en ningún comicio de su vida, que ya se está preparando para «poder ganar» las próximas elecciones... Muy bien, Francina, di que sí. Ya que estamos de un sincero que lo tiramos, comunico urbi et orbi que me estoy preparando a fondo para mi inminente cita con Kim Kardashian, donde daré un do de pecho histórico.

Ser quienes somos

Lucas Pons Bedoya |

SantAntoniLUCAS PONS BEDOYA

Sorprende que en el siglo en el que vivimos se sigan repitiendo falsedades o medias verdades, que han de ser consideradas mentiras, claro. Engrandeciendo ciertos hechos históricos y eludiendo otros. Casi siempre por parte del nacionalismo, que quiere encajar a la fuerza sus entelequias a la sociedad, hechos que no han sucedido, o los exageran, como si fueran hechos históricos reales. Y más irrisorio suena aun cuando estas afirmaciones vienen por parte de nuestros representantes políticos, como puede ser una presidenta del Consell Insular, por poner un ejemplo.

Podemos ver estos días en la prensa y en otros medios de comunicación discursos y aseveraciones como que “hace 730 años el Rey Alfonso III nos trajo la lengua catalana.” Como si en 1287 ya existiera la lengua catalana o como si la población autóctona de Menorca del siglo XIII no tuviera lengua o fueran mudos. Los nuevos pobladores hicieron su aportación lingüística, pero de ahí a que trajeran la lengua catalana hay un trecho. El catalán estándar que se nos impone hoy no existía entonces.