Adiós a la dictadura del estándar

Joan Font Rosselló |

IECJOAN FONT ROSSELLÓ

Hace unos días me llamó el presidente de una asociación de padres de alumnos para decirme que la directiva del colegio en el que estudia su hijo le había prohibido escribir una circular dirigida a los padres en mallorquín. El colegio le había dicho que utilizar el artículo baleárico, el pronombre débil “mos” (en vez de “ens”) o palabras como “guapa”  y “estupenda” –ambas pueden encontrarse en el mismísimo DIEC2, el Diccionario normativo de la Lengua Catalana en su segunda edición– eran “errores ortográficos”. Lo no estándar, advertía el colegio, era sinónimo de  “error ortográfico”. 

Tal vez a ninguno de ustedes le sorprenda una aseveración de estas características aunque sea una absoluta falsedad, incluso para el propio Instituto de Estudios Catalanes (IEC) del que dependemos lingüísticamente gracias al buen hacer de nuestros políticos. En efecto, si buscan la palabra “estàndard” en el DIEC2, diccionario normativo de referencia, en su tercera acepción, la filológica, leerán: “Varietat lingüística que, per un procés espontani o dirigit, ha assolit un alt grau d’anivellament, de codificació, de confluència i d’acceptació en què es tendeix a eliminar al màxim les diferències dialectals, la qual utilitzen normalment, en els diversos registres i nivells, els membres d’una comunitat”. Fíjense que para nada habla de “corrección” ni de “incorrección”, a diferencia de lo que creen la mayoría de correctores y maestros de catalán de las Islas. Y contrariamente a lo quieren hacernos creer, la modalidad estándar sí “elimina al máximo las diferencias dialectales” porque su principal función es la intercomprensión entre dialectos, además de referencia-modelo a largo plazo –con el sacrificio natural de los dialectos– a la que deberán tender los hablantes con “lealtad lingüística”.

La culpa es suya

Fundació Jaume III |

armenbielGARI DURÁN VADELL

Obligatorio en la escuela y en la Administración pública, a pesar de todo, el uso del catalán retrocede en nuestra Comunidad. El ámbito temporal del informe elaborado por el Institut d'Estudis Catalans (IEC), Omnium Cultural y la Plataforma per la Llengua se circunscribe a los años que van del 2004 al 2014 y como en todos los estudios anteriores hay un aspecto que no se aborda en ningún caso: la autocrítica. Podría parecer una insensatez de no ser porque quien elabora el informe -no me refiero necesariamente a las personas, sino a las entidades- ha tenido, durante treinta años las herramientas legales y los recursos económicos para que el uso del catalán no sólo no retrocediera sino que aumentase exponencialmente, por lo menos en la misma medida que las generaciones de jóvenes educados en la inmersión lingüística y los funcionarios formados en los distintos niveles del catalán necesario para acceder y ascender en la Administración pública.

Sa davallada des número de catalanoparlants a Balears hauria de fer reflexionar ses nostres autoritats

Fundació Jaume III |

EvolucioCatalàBalearsFUNDACIÓ JAUME III DE SES ILLES BALEARS

Torna a certificar es fracàs de trenta anys de normalisació lingüística – Un estàndar autònom balear molt més acostat a sa llengua viva des carrer podria esser una solució a sa deserció d’usuaris

Encara que, en es cas de Balears, es “IX informe sobre la situació de la llengua catalana (2015)” que s’ha donat a conèixer aquesta setmana està basat en dades ja conegudes i publicades l’any 2014 (“Enquesta d’usos lingüístics a les Illes Balears”), torna a esser un bon moment per reflexionar sobre sa salut de sa llengua catalana a Balears. I tal com indica es gràfic que adjuntam, sa percepció no pot esser més negativa. Es català (o es mallorquí, menorquí i eivissenc si l’anomenam d’acord amb  ses nostres denominacions seculars) torna a recular a nivell de carrer. Si feim una comparativa des resultats del 2014 amb sos de deu anys abans (2004) arribam a sa conclusió que es català ha reculat com a llengua habitual: en deu anys ha passat d’un 45% a un 36,8% de balears que l’usen habitualment. I encara que, segons s’enquesta del 2014, hi ha un 80,5% que diuen que “el sap parlar” –hauríem de veure què vol dir això– només un 47,5% hi comença sempre o adesiara una conversa. 

Sa Fundació Jaume III - Foment Cultural de Menorca commemora s’Any Llull amb sa presentació d’una novel·la històrica

Fundació Jaume III |

Llull MenorcaFUNDACIÓ JAUME III - FOMENT CULTURAL DE MENORCA

Sa novel·la pretén destacar ets aspectes més humans de sa vida de Llull i acostar-lo una altra vegada an es poble baleàric que el va venerar durant segles com a sant – S’obra serà presentada per Luis Alejandre Sintes, Joan D. Pons Torres i Joan Francesc Romero

Dissabte de la setmana qui ve, dia 10 de desembre, en es centre de cultura de Sa Nostra a Mahó, es presentarà es llibre “Llull, es nostro heroi il·luminat”, una novel·la històrica escrita per Joan Francesc Romero, il·lustrada per Pere Lorente, publicada en tres idiomes (balèaric, castellà i anglès) i editada per sa Fundació Jaume III de ses Illes Balears. 

S’obra serà presentada per Luis Alejandre Sintes, general, ex-cap de s’Estat Major de s’Exèrcit i ex-conseller; Joan D. Pons Torres, historiador i president de sa Fundació Jaume III de Menorca; i s’autor, Joan Francesc Romero, professor, ex-director general de cultura des Govern Balear i ex-comissari de s’Any Llull.

Després de sa presentació s’inaugurarà una exposició amb ses 26 il·lustracions de Lorente que s’han incorporat a s’obra. Acte seguit,  se servirà una espipollada de menjua i beure per tots ets assistents.

Unamuno i sa llengua baleàrica

Joan D. Pons Torres |

UnamunoJOAN D. PONS TORRES

Un año más, es de menester tener unas palabras de agradecimiento para todos aquellos castellanoparlantes que, aún no teniendo como lengua materna la de Ramón Llull, nos acompañan hoy aquí y en el día a día de la fundación. Que no son pocos. Que el Premio Gabriel Maura haya nacido, así cómo la Fundació Jaume III, para defender y promocionar el mallorquín, el menorquín y el ibicenco, no es incompatible con ser ciudadano de habla castellana, ni de cualquier otra habla del mundo. Nuestro amiguete común nacionalista predica a los cuatro vientos que no es posible defender el balear y hacerlo en castellano. ¿Quién puede sostener tal mediocridad? tan sólo un necio o alguien cegado por la ira. ¿O a caso no defendió en su día nuestra causa el gran Miguel de Unamuno en su obra “andanzas y vivencias españolas” en el año 1916 —¡por cierto!, Franco aun no había llegado al poder. Ya saben porqué lo digo— En fin, leo textualmente: Adondequiera que voy me gusta leer en la lengua del país. En Portugal apenas leo sino en portugués, y ahora aquí, en Mallorca, leo en mallorquín. Pero cuidado que lo sea y no catalán… los literatos mallorquines y los intelectuales en general son catalanistas. El gran poeta Juan Alcover, después de haber estado mucho tiempo haciendo versos en castellano, se puso a hacerlos en catalán y no en la lengua de su país”. Sobran las palabras. Curiosamente, son los mismos que en cada Barça-Madrid despliegan gigantescas y abominantes pancartas con el lema “CATALUNYA: NEXT STATE OF EUROPE”. Véase aquí la hipocresia y la calidad del discurso de los sabios.cat. Y digo nuestro amigo común, véase aquí también la ironía, porque es el mismo que a nosotros nos prohibe y censura cualquier iniciativa en nuestras modalidades lingüísticas insulares, y es el mismo que a vosotros os reduce, coacciona y persigue cualquier presencia de lengua castellana en Baleares.